Sendero, la estrategia errada del estado


Desde sus inicios allá por los años 60’s Sendero Luminoso ha estado presente de una u otra manera en la sociedad peruana, ya sea con adoctrinamiento de jóvenes basado en la ideología obsoleta y mal copiada de Karl Marx que llaman “Pensamiento Gonzalo”, pasando por la barbarie terrorista hasta su asociación con el narcotráfico. Siempre acaparando titulares de diarios y noticieros y siempre en boca de aquella agrupación que asegura haberlos derrotado allá por los 90’s, aún viendo que siguen actuando en la misma zona que su líder prácticamente les regaló.

Pero lo que pocos han notado es que los únicos que tienen presente a Sendero día a día son los fujimoristas, para ellos todo lo que se les oponga es terrorista, para ellos también la Comisión de la verdad es pro terrorista y las ONG pro derechos humanos también, nunca han podido sostener un argumento sin usar falacias y mentiras y en todas estas siempre el mismo tema: Sendero Luminoso. Lo cierto es que mientras exista Sendero (aúnque sea en las mentes de algunos), seguirá existiendo fujimorismo.

Bien, no obstante existen otros intereses que persiguen el mantener vigente a Sendero como la derecha radical, quizás no de manera directa pero sí indirectamente al buscar la permanencia del status quo económico y los factores de exclusión social que lo mantienen vivo.

Y es que una eventual inclusión de Sendero a la vida política peruana resultaría desastrozo ya que en las actuales circunstancias podrían obtener un basto apoyo popular y por lo tanto cierto poder político que les permita afianzar su obsoleta agenda en el Perú y por consiguiente la supresión de algunas libertades.

¿Por qué señalo la inclusión de Sendero en la vida política? Por que esa sería la mejor estrategia para derrotar a Sendero, sería su muerte política, claro, siempre y cuando los actuales factores económicos permitan incluír a la mayor parte de sociedad en la distribución de la riqueza.

Mantener la “guerra” no trae nada bueno, solo genera más violencia, indignación, muertes de inocentes, muertes injustificadas, etc, los que piden mantener esta situación tal como está solo persiguen los intereses señalados en los tres primeros párrafos, hay grandes negocios que sostener, políticos, drogas y económicos.

Para poder derrotar a Sendero primero tenemos que llamar a las cosas por su verdadero nombre, Sendero ya no es el mismo de los 90’s ahora es una banda dedicada al negocio de la protección del narcotráfico coludida con sectores mafiosos de las FFAA y de la política peruana y eso se debe aceptar como tal y evitar discursos torpes y tendenciosos como el del fujimorismo.

Segundo, el status quo económico debe finalizar, se debe trabajar realmente en programas de inclusión social que permitan llevar las bondades del modelo económico a todos los peruanos así como las oportunidades de desarrollo y tercero, y luego de haber cumplido estos pasos se debe trabajar en un acuerdo de paz que les permita su inclusión en la vida política y ahí es donde se debe librar la mayor de todas las batallas, en el campo intelectual pero ya demostrando que su ideología es obsoleta y sin sentido hasta lograr su desaparición.

¿Es fácil hacerlo? No, ¿Quése necesita? Solo voluntad de parte de los gobernantes, ¿Se puede hacer? Sí, todo es posible cuando existe voluntad.

Anuncios