El rescate de los mineros (versión chicha)


Viendo la televisión peruana en los últimos días me vino a la memoria esos emocionantes momentos cuando el mundo entero puso sus ojos en Chile siguiendo día a día el desenlace de un rescate de unos mineros que estuvieron atrapados durante meses a 700 metros bajo tierra, en esa ocasión se tuvo que movilizar el gobierno chileno a cargo de Sebastian Piñera ya que se tenía que utilizar tecnología que no existía en el país para poder realizar el rescate, el mundo aplaudio, fue un éxito.

El rescate peruano también fue un éxito, todos los mineros salieron con vida, esta vez fue más fácil y se logró con la participación activa de mineros formales, cabe señalar que a diferencia del rescate chileno, donde no se supo nada de los mineros sino hasta después de 17 días, en el rescate peruano siempre se supo donde estaban los mineros por eso el recate se dió luego de una semana.

Hasta ahí todo estaba bien, el trabajo responsable de la policía, bomberos y mineros formales avanzaba para cumplir su objetivo, pero luego comenzó el circo, aparecieron ministros de estado, el ministro de minería y la ministra de la mujer (no entiendo que tenía que hacer ella ahí) y comenzó el media show, a alguien en Palacio de Gobierno se le ocurrió emular el rescate chileno, mala idea.

Ollanta Humala apareció en la escena como lo hiciera Sebastián Piñera en Chile, luego se comenzaron a inventar historias, que había un minero que sirvió en Locumba, lugar donde se levantó Humala contra Fujimori, que otro era el cantante, etc. Una burda copia del rescate chileno diseñada para la folclórica televisión nacional, llegó el momento del rescate, y al parecer algo salió mal, el día del desenlace ya había salido un titular del diario oficial El Peruano con un titular donde ya daba por descontado el rescate, falto coordinación señor Presidente.

El desenlace fue un montaje mal planificado que tenía como único objetivo el levantar la imagen presidencial, al día siguiente se dió a conocer una encuesta donde la aprobación del Presidente sufría una caída de siete puntos y donde se ratificaba la tendencia decreciente de su popularidad desde que decidió gobernar manteniendo el status quo, favoreciendo a los grandes capitales y pasando por encima del mismo pueblo que lo eligió.

Resulta también suspicaz que este hecho se diera exactamente cuando está por emitirse el informe del peritaje sobre la factibilidad del proyecto Conga, en Cajamarca ya se han levantado voces de protesta ya que un informe realizado por un organismo internacional determinó que no es factible el proyecto tal cual como está concebido lo que pondría en controversia cualquier peritaje que resulte favorable al proyecto. Cajamarca ha sido militarizada y eso preocupa ya que se puede prever que el peritaje podría resultar favorable para el proyecto.

El presidente Humala está cometiendo errores garrafales, está mal asesorado y eso se refleja en sus índices de aprobación, se ha olvidado de quienes lo eligieron y para que lo eligieron, el dijo que los conflictos sociales se solucionan negociando, conversando y lo único que ha hecho es imponer la voluntad de la gran empresa pisoteando a los pobladores quienes le entregaron su confianza, los ha traicionado.

Anuncios