Trayvon Martin y la xenofobia oculta


Trayvon Martin era un joven afroamericano de 17 años, la noche del 26 de febrero salió a comprar un té frío y unas golosina a una tienda cerca a su domicilio en Sanford, Florida. De regreso fue asesinado de un disparo efectuado por George Zimmerman, voluntario de un programa de vigilancia del barrio privado  The Retreat en Twin Lakes, Zimmerman no huyó de la escena del crímen y le dijo a la policía que había disparado en defensa propia, minutos antes él mismo había llamado al 911 y había dicho que había un hombre sospechoso y que parecía que estaba tramando algo, era una noche lluviosa, luego Trayvon moriría de un disparo.

En un principio la policía le creyó a Zimmerman por lo que fue dejado en libertad, pero con el transcurrir de las horas comenzaron a aparecer testigos y señales de que el crímen de Trayvon Martin sería un crímen de odio basado en el perfil racial, nuevos indicios dan a entender que Zimmerman no habría sido atacado por el joven Martin y que habría actuado basado en prejuicios raciales al considerar al muchacho un delincuente solo por ser afroamericano.

Algunas personas de la localidad incluso defienden a Zimmerman indicando que en ese barrio ya han habido robos a manos de afroamericanos lo que alimenta los prejuicios en contra del perfil racial afroamericano (valga la redundancia), pero eso no justifica un crímen, no justifica la pérdida de una vida de un jovencito cuyo único pecado fue salir de noche a comprar golosinas y té helado.

George Zimmerman es hijo de padre americano y madre peruana, dentro de la comunidad angloamericana aún no se han superado temas como el de la supremacía racial, atrás quedaron los tristes eventos de los años 60’s, pero aún se mantienen vigentes los mismos sentimientos ocultos quizás por la rigidez de la ley en ese sentido pero muy pr4esentes en hogares que no han sabido superar esas etapas y que consideran a la raza aria como la raza superior.

El asesinato de Trayvon Martin ha destapado estas bajas pasiones, han aparecido analistas que han comenzado a mostrar lo más bajo de esta sociedad, desde la rencilla entre razas, hasta determinar si Zimmerman es latino o blanco, algunos incluso han llegado a decir que ahora los “Afrikan Phanters”, grupo radical de supremacía negra, le ha puesto precio a la cabeza de Zimmerman, es lamentable realmente.

Pero más lamentable es que un tema estrictamente judicial esté tomando ribetes realmente y preocupantes al punto de dejar de lado un asesinato donde ya se ha probado que la víctima no era un delincuente y donde además se ha probado que la policía actuó mal al no investigar a fondo el hecho, el tema racial no es un tema secundario pero no es el principal en este caso, Zimmerman actuó motivado por prejuicios raciales y cometió un error, un grave error que lo puede conminar en una cárcel, él sabe eso por eso quizás es que alega el hecho como defensa propia.

Lamentablemente este no es un tema que atañe solo a la sociedad norteamericana, está muy presente en casi toda latinoamerica donde muchos aún no han superado ciertos clichés colonialistas y donde, lamentablemente, se forman en familias donde se les enseña prejuicios raciales desde que nacen, en el Perú por ejemplo se crece pensando que el indio y el negro son brutos, ignorantes y ladrones, incluso existen frases despectivas que nacen como broma pero que encierran prejuicios como “el negro solo piensa hasta el medio día” o “ese cholo tiene cara de malo”, ¿Alguna vez Usted a visto alguna reina de belleza en algún nido escolar que sea negra o india?

El problema nace en nuestras casas, en la manera como nos referimos a las personas que son diferentes a nosotros, en determinar estándares de belleza e inteligencia basados en el color de la piel. Si seguimos formando a nuestros hijos basados en prejuicios raciales el problema seguirá existiendo así se pongan leyes rígidas y penas severas para quienes las incumplan.

Anuncios