Antauro Humala, ¿El nuevo Montesinos?


Estos últimos días han estado muy cargados de noticias referrentes a Antauro Humala y a sus supuestos privilegios carcelarios, su traslado al penal Virgen de las Merced localizado a un lado de la Escuela Militar de Chorrillos, el traslado se realizó debido a un supuesto tema de seguridad ya que el reo Antauro Humala corría el peligro de sufrir un atentado contra su vida en el penal de Piedras Gordas. Cabe señalar que Antauro Humala purga una condena inicial de 25 años por los sucesos del Andahuaylazo donde murieron cuatro policías y dos reservistas, esta condena ha sido reducida al lograr ser absuelto de homicidio calificado.

La prensa nacional se ha centrado en los “privilegios” del reo pero no ha habido un análisis profundo de los elementos adicionales a este caso, algunos han tratado de deslizar la idea de que Antauro Humala está pronto a ser absuelto ó incluso que la familia Humala está cerca ya de perpretar un autogolpe al más puro estilo fujimorista para imponer su ideología etnocacerista, todo esto sin tomar en cuenta datos que han sido develados pero que pocos han tomado en cuenta, datos que podrían decirnos mucho de la actitud manipulable del presidente Ollanta Humala.

Antauro Humala ha estado en constante comunicación con personajes que encarnan el poder en el Perú, se han develado conversaciones con altos ejecutivos de mineras, políticos influyentes y hasta miembros del ejecutivo, se ha sabido también que Antauro habría sido determinante en la elección de los ascensos militares. Todo esto me hace recordar la época del fujimorismo donde un Vladimiro Montesinos hacía y deshacía en el Perú con la venia de Alberto Fujimori.

Antauro sabe muy bien que posee fortalezas necesarias para poder ostentar un cierto poder tras las sombras, la influencia que este ejerce en localidades alejadas y deprimidas económicamente y donde, coincidentemente, se genera las actividades productivas como minería o agricultura, la red de reservistas que ha tejido a lo largo de estos últimos años con una ideología basada en la reivindicación de la raza cobriza, el ser hermano nada menos que del propio presidente de la república, hacen de Anaturo un elemento importante para cualquiera, ya sea un grupo de poder económico que desea “convencer” a pobladores enojados, un poblado enojado con el poder económico ó políticos y militares que desean ser escuchados por el presidente.

El traslado de Antauro a un penal con mayor “control” no se hace para evitar un posible atentado o para privilegiar al hermano del presidente, el traslado de Antauro se hace para garantizar un negocio de “lobby” sin que nadie pueda intervenir y sin que nadie pueda “ganarse con el pase”, en Piedras Gordas hay muchos internos de distinta clase, hay por lo tanto muchos abogados que lo visitan, existen muchos “ojos y oídos”, en Virgen de la Merced, simplemente se encuentran “en familia”.

No sé si Antauro se pueda convertir en el talón de aquiles del gobierno de Ollanta Humala, no sé si lo mediático solo sea para contribuir a un mayor aislamiento del reo que al final lo podría traducir en mayor “privacidad”, no lo sé, lo que si puedo afirmar es que Antauro posee todos los elementos necesarios para poder convertirse en el nuevo Montesinos.

Anuncios