La derecha y su patético nuevo orden


En la historia, la derecha ha tratado de mantener su poder, antes lo habían hecho por la fuerza sosteniendo regímenes autoritarios, reyes, tiranos y colonias, y para esto utilizaron a la iglesia como fundamento para sostener su forma de vida, aún no existía el término pero siempre el poder económico ha sometido a todos a sus caprichos con el fin de hacer crecer sus arcas.

La Revolución Francesa

Con la revolución francesa apareció el término, en la primera convención democrática los girondinos, que eran los representantes de la burguesía comercial e industrial de Burdeos, capital de la Gironda y que estaban en contra de la revolución, se sentaron a la derecha; pero esta vez en la balanza cobró poder el sometido, los jacobinos de la Montaña se sentaron a la izquierda y abogaban por los principios de la revolución, así lograron equilibrar algunas decisiones y se avanzó en la búsqueda de la igualdad de oportunidades, el sometimiento quedaba atrás, pero ¿Sería así? No, lo cierto es que la derecha se encargó de sostener poderes fácticos a través de su principal fortaleza: El dinero.

Si bien es cierto que la revolución francesa se constituye como el primer gran triunfo en contra de la imposición, es cierto también que significó el nacimiento de un nuevo poder oculto, un poder en las sombras que comenzó a fortalecerse con el avance del tiempo, con el constante error de los revolucionarios que aplicaron los mismos métodos de represión y con el desarrollo de nuevas teorías económicas diseñadas en su mayoría para sostener este poder oculto.

Capitalismo y Liberalismo

En el siglo XVII aparece Adam Smith quien desarrolla la teoría del liberalismo, en esta aboga por la reducción del intervencionismo estatal al mínimo para garantizar de esta manera el libre desarrollo de la empresa y del libre mercado, claro, el estado solo debería encargarse de la supresión de libertades “negativas” como la justicia, la implementación e imposición de leyes que garanticen la libertad, ¿Paradójico no? O sea que el estado trabaje para el poder económico. Esta teoría la denomino como “hacer negocios con el negocio”, pues hacer negocios es una actividad económica que existe prácticamente desde el inicio de la humanidad.

Sin embargo el afianzamiento de esta teoría ganaría adeptos en el mundo occidental, lógico, el poder económico es el que siempre ha manejado los destinos de las naciones y ahora encontraron un nuevo aliado para afianzar su poder, así la “prosperidad individual” se convirtió en el modelo a seguir y los Estados Unidos su principal vitrina.

El Imperialismo

Sin embargo a fines de los 1800 y comienzos de los 1900 se impuso una nueva corriente, corriente que traería buenas ganancias a los poderes económicos más fuertes, el comienzo del imperialismo por la fuerza, por presencia cultural o por dominio económico, recordemos como el continente africano fue seccionado por las grandes potencias, como la India fue convertida en una colonia por parte del Imperio Británico, o como los Estados Unidos iniciaron su proceso de consolidación de su poderío en el mundo, no queda atrás recordar que el Perú en 1879 fue invadido por Chile y despojado de parte de sus territorios sureños y que este despojo tuvo sustento legal en leyes que avalaban el colonialaje.

El Patético Nuevo Orden

Hoy la derecha no encuentra como consolidar un poder que cada vez es menor, la religión, su principal alfil, se cae a pedazos, su credibilidad es muy venida a menos, años de sometimiento a “verdades absolutas” que solo sirvieron para consolidar poderes económicos se han caído, la iglesia fue su gran aliado en esa tonta idea de mantener ignorante al pueblo para que este no pueda reclamar ni darse cuenta como lo utilizan para conseguir sus inhumanos propósitos, esto ya no les funciona.

Hoy, los poderes fácticos del planeta han logrado consolidar una nueva sociedad con el aval de la ONU llamada Pacto Mundial, este pacto mundial reúne a empresarios por países y su fin es lograr la consolidación del progreso económico de las sociedades, tremendo cuentazo, ¿Por qué no son honestos y dicen que el único progreso que buscan es el de sus propias economías?

Los Nuevos Elementos

A raíz del deterioro de la imagen de la iglesia la derecha no duda en apoyarse ahora en nuevos elementos que solo buscan mantener ignorante al ser humano, convencerlo de que el progreso es llenar el bolsillo de dinero, claro, esto les garantiza a ellos negocios para siempre, les garantiza consumo y el tonto del consumidor sigue trabajando como mula para satisfacer a estos poderes.

Hernando de Soto y su teoría sobre el capital es otro de esos cuentos, solo garantiza que el ser humano se convierta en un sujeto de crédito al que hay que darle una vida “decente” a cambio de su esfuerzo y trabajo para que siga consumiendo y siga enriqueciendo al poderoso, nunca será dueño de nada, su vida se la pasará endeudado, tarjetas de crédito, propiedades, autos, todos pagados mes a mes, al finanl un producto que podría costarle 50 termina costándole 150, ¿Es eso justo?

Paulo Coelho, famoso escritor contemporáneo es otro de los elementos que buscan generar seres humanos acomodados al status quo, así es, es lo mismo que hacen las nuevas iglesias cristianas, lo mismo que hace Miguel Angel Cornejo Rosado o  los mismo que hace Joel Osteen, “motivación” …¡Vamos supérate! Crece como persona, progresa (económicamente hablando) y sigue consumiendo para saciar el hambre de dinero de los poderosos.

La derecha siempre ha actuado igual, siempre ha buscado manipular al ser humano y siempre ha tratado de mantenerlo ignorante y sin cultura, solo así pueden garantizar un mundo a sus pies donde puedan hacer lo que les dé la gana sin que nadie reclame.

La mayoría de estos elementos de derecha son seguidores de Keynes quien aboga por el libre flujo del dinero, no al ahorro y bajas tasas de intereses, esto en un principio logró un boom económico, pero el descontrol y el libertinaje trajeron malas inversiones y consecuentes crisis y recesión, sin embargo el capitalismo no es malo, lo malo es como usar la teoría dependiendo que intereses se buscan, Keynes busca en su teoría el afianzamiento del gran capital para que así pueda llegar la inversión y la generación de empleo, en teoría puede sonar bonito pero se equivocó y hoy todos pueden ver los resultados.

Sin embargo Hayek indica que el capital debe fluir pero con un cierto control y que la inversión debe nacer del ahorro, eso me parece lógico, no puedes gastar lo que no tienes, principio básico de la economía y que va contra el crédito indiscriminado. El modelo de Hayek ha demostrado que no puede existir el capitalismo brutal ya que este trae consigo crisis y con crisis muere el capital.

Anuncios