Crónica de un ppkuento anunciado


Nadie sabe para quien trabaja

Las elecciones terminaron, bueno al menos la primera vuelta, el resultado muy inesperado para algunos, frustrante para otros, pero predecible para pocos. Lamentablemente ha sido una de las peores campañas electorales, pésimas estrategias y asesores que estaban en otra elección, una sucia campaña digna de Machiavello.

Recuerdo aún cuando Pedro Pablo Kuczynsky se encontraba con 5% de intensión de voto, a la cabeza Luis Castañeda bordeando el 30%, Keiko Fujimori con su sólido 20%, Alejandro Toledo con un 15% muy parecido al final y Ollanta Humala que no llegaba a 10%, Toledo comenzó una agresiva pero prematura campaña visitando provincias y difundiendo su programa de gobierno, la aceptación y el recuerdo de su mandato anterior lo llevaron en pocas semanas a liderar las intensiones, Luis Castañeda comenzó una caída libre que llegó a su punto más bajo el 11 de abril cuando llegó a 10%, una campaña media de demolición y su poca disponibilidad para responder sobre acusaciones fundadas comenzaban a minarlo.

Ollanta Humala ya había dejado la camiseta roja y se había enfundado en un terno con corbata, un poco acartonado y falso para su verdadero mercado y muy incisivo al momento de declarar en contra de los demás candidatos, Keiko, sonriente, quizás sabiendo lo que se venía, quizás sonriendo cómplice con una campaña que rendiría sus frutos el 11 de abril, PPK esperando lo inesperado.

A principios de febrero mantuve comunicación dirtecta con Nadine Heredia, esposa de Ollanta Humala, a través del twitter, recuerdo a un Ollanta aún con poca brújula y poca llegada, cometiendo el error de enfrentar directamente cada acusación en su contra, dedicado a hablar fuerte contra los demás candidatos y sin darse cuenta del gran potencial que tenía para llevar a cabo esta campaña, habiendo visto todo eso y analizando el comportamiento del elector le hice algunas sugerencias a Nadine, le dije que en primer lugar se alejara de Chávez, que marque distancia programática e ideológica, así vino el primer cambio, el ya se había pronunciado en contra de Alan García por la condena que hizo este contra Gaddafi por haber bombardeado a los rebeldes en Libia, luego de mi mensaje salió Ollanta a marcar distancia clara con Chvez y lo hizo de manera directa a los medios de comunicación lo cual tuvo un rebote importante.

Luego le indiqué a Nadine que trate en lo posible de sólo enviar a los debates a Javier Diez Canseco y a Daniel Abugattas ya que estos dominan mejor los debates encendidos, Javier siempre muy informado y frontal y Daniel con conocimiento e inteligencia para manejar situaciones complicadas, así estos dos personajes se hicieron de las pantallas y consiguieron solidificar las propuestas que pobremente comunicaba Ollanta. Le aconsejé también que en vez de andar atacando candidatos se centren en difundir sus principales propuestas, así se dieron a conocer Pensión 65, propuestas para jóvenes y otras que calaron en la gente más necesitada, otra recomendación fue que Ollanta al igual que Toledo eran los únicos candidatos que podían moverse tranquilamente como uno más dentro de la masa popular, sus facciones y su imagen generaban más empatía con la principal masa de votantes, los sectores D y E.

Un punto principal para la divulgación de propuestas frente a la poca cobertura de los medios fue la de usar a sus bases, a sus partidarios, a los reservistas para asi difundirlas con líderes de opinión de su misma estatura, líderes que conviven con ellos en los sectores más deprimidos y por lo tanto más confiables y creíbles. Otro punto, y creo que fue el más importante es manejar dos discursos, uno radical frente a la corrupción y el narcotráfico asentuando su plan económico y los beneficios de este en los sectores D y E  marcando distancia con la clase política tradicional y otro moderado con el distanciamiento de Chávez y tratando de no nombrar a Venezuela nunca, a fin de reducir el rechazo a su candidatura.

Mientras esto pasaba, PPK había comenzado una de las peores estrategias que jamás haya visto, creyó que demoliendo la imagen de Toledo podría ganarse a la masa de votantes de este, el trabajo fue arduo y sostenido en internet, ideas fuerza de demolición como Toledo borracho, Toledo mentiroso, Toledo coquero, el tema Zaraí de nuevo, comenzaron a calar hondo en el sector más conservador del votante así lograron partir en dos la intensión de voto de Toledo colocándose en una posición expectante, complementaron esa campaña de demolición con una campaña de mentiras, inventaban encuestas, fabricaban situaciones para ganar prensa y poder dar a conocer a mas gente a PPK, creo que lo único saludable de esta campaña fue la de ganarse a los niños a través del PPkuy, los niños no votan pero son un medio importante para tener presencia de marca en el consumidor final.

A esto hay que sumarle el singular aporte de Miguel Angel Cornejo Rosado quien estructuró muy bien los mensajes subliminales que enviaba a los simpatizantes de PPK conviritiéndolo prácticamente en un líder mesiánico, un líder tan similar como un pastor evangélico cuya palabra es la verdad y no existe otra verdad que esa, es por eso que hoy después de reconocer su derrota vemos a muchos de sus fanáticos desesperados buscando cualquier tipo de solución con tal de ver a su líder en una segunda vuelta que no sucederá nunca.

Bueno, PPK pensó que al final, ante un espectante crecimiento, una campaña de miedo ante el previsible escenario de Keiko y Humala le daría un mayor empuje y el votante de Perú Posible se volcaría masivamente hacia él, craso error, parte del voto de Toledo migró a Ollanta Humala y un sólido 15% se quedó expectante y ¿Porqué se quedo así? Gran parte de ese 15% cuenta con una ideología de centro izquierda, no cmulga con las propuestas de PPK a parte que se sintió asqueado por la campaña de demolición, al punto que hoy en día es mas factible que migra gran parte de esa masa hacia Humala.

Pero el ingrediente que faltaba lo pondría el fujimorismo, ¿Cómo así? En una campaña tan sucia no podía faltar la mano de ellos, una pequeña parte de los “seguidores” de PPK eran fujimoristas, gran parte de los seguidores comulgan con el pensamiento fujimorista, así, lograron inflar a PPK solidificando la demolición de Toledo e hicieron creer a PPK que ya tenía asegurado el segundo lugar, bueno, las cifras de hoy lo confirman, Keiko ha ganado casi 3 puntos más que los que le otorgaban los principales sondeos y encuestas a boca de urna, PPK se encuentra ahora más cerca de Toledo que de Keiko y ve una realidad que lo ha bajado de su nube en sólo 48 horas.

Recuerdo que el 17 de marzo en twitter, hice este anuncio, indique quienes pasarían a segunda vuelta y mi teoría del porqué sucedería así, hoy los números y los resultados finales respaldan mi teoría, lamentablemente no me equivoqué.

Toledo nunca se equivocó al convocar a las fuerzas democráticas, lamentablemente un vengativo Castañeda, quien hasta hoy piensa que Toledo fue el que organizó la campaña de demolición de su imagen, y un soberbio e inflado PPK se negaron, Castañeda sin darse cuenta que en realidad fueron otros los que se encargaron de demolerlo quizás jugando a demoler a Toledo finalmente y PPK creyendo que ganaba votantes cuando en realidad le estaba haciendo un cuento que al final pondría a Keiko en segunda vuelta.

Lo cierto es que todos pecaron de inocentes, Toledo pensando que estaba seguro, Castañeda engañado y PPK creyendo y haciendo creer a sus simpatizantes que era el nuevo “outsider” cuando todos fueron presa de una buena estrategia fujimorista y una mejor estrategia de Ollanta Humala, la segunda vuelta se avisora incierta, ya no hay mas candidatos para usar, sólo quedan dos, la guerra es ahora frontal, los fujimoristas pecan de inocentes al pensar que pasando con Humala a segunda vuelta ya la tienen ganada, los Humalistas mas cautos moviendo sus fichas ahora ya con asesores brasileños que de inocentes no tienen nada.

Anuncios