Por qué no voy a votar por PPK


¿Americanizar el Perú?

Lo que ha ocurrido en esta semana es increíble, PPK ha subido hasta casi el 14% empatando con Castañeda y Humala casi alcanza a Keiko, ella se mantine en su sólido 19% Toledo cae a 23% y Castañeda deja de ser una posibilidad. La campaña de PPK de atacar sostenida y consistentemente a Toledo hace que sea muy probable una segunda vuelta entre Keiko y Humala, de seguir manteniéndose las tendencias actuales.

Y de ahí nace mi primer argumento para no votar por PPK, como ya lo escribí antes, no se puede ser desleal con alguien con el que ha trabajado duramente por 5 años y a quien le unía una amistad de años por la simple sed de poder. Cuando Toledo presentó su exámen toxicológico fue PPK quien delante de los medios deslizó la idea de que este exámen era falso al afirmar que el mismo había llamado a laboratorios ROE y que le habín dicho que no hacían la prueba de referencia. Mintió y de la peor manera, se trataba de la honra de su amigo en un tema delicado como lo es el consumo de drogas, no le importó la familia, no le importó nada, sólo aprovechar una oportunidad para deslizar el rumor, lógicamente sus “seguidores” comenzaron a demoler a Toledo en su web.

Pero esto no lo es todo, me he dado el trabajo de leer su “plan de gobierno”, un librito con algunas ideas nada concretas donde en cada capítulo deja entrever que no es nada definido, bueno, la primera sorpresa la encontré en la página 18 donde habla de formalizar a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) bueno pues, como buen técnico piensa que esta formalización pasa por un tema tributario, de incentivos fiscales para promover la formalización, habla de reducir gradualmente el IGV, sin embargo no discrimina si se trata de incentivos para PYMES ó es en general y eso es de cuidado.

Un plan general sólo beneficia a las grandes empresas quienes verán reducidos sus costos pero ¿A cuenta de qué? ¿Quiénes pagarán lo que se deje de percibir por estos incentivos? Según la lógica tecnócrata conservadora, a menor tributo mayor crecimiento de las empresas por lo tanto mayor inversión. Esto no funciona, ni en el Perú ni en los Estados Unidos donde se mantiene una ley de incentivos tributarios desde la época de Bush y que sólo ha logrado que las sobreganancias de los grandes capitales se desvié a mercados emergente como China ó los países asiáticos donde la mano de obra es barata, Estados Unidos no se puede levantar aún de la recesión y su industria decrece preocupantemente.

Igualmente en nuestro país ya sucedió algo similar durante el primer gobierno de García cuando se les dió grandes beneficios a las grandes corporaciones, ¿Recuerdan el dólar MUC? ¿Recuerdan a los 12 apóstoles? Al final no sólo ellas se beneficiaron de eso sino también funcionarios corruptos, igual, las grandes corporaciones se llevaron los capitales afuera y nadie reinvirtió un sólo Sol en el Perú, luego Alan en venganza trató de estatizar la banca y ya sabemos todo lo que sucedió.

Pero PPK también se ha olvidado que el principal problema de las PYMES en el Perú es su falta de capacitación, el factor cualitativo es importante, recordemos el fenecido Banco Agrario del primer gobierno de García, cientos de miles de préstamos a agricultores, sin seguimiento, sin apoyo técnico, sin capacitación, al final se despilfarró todo ese dinero y nadie hizo nada, los agricultores empeoraron su situación y el Banco colapsó. Se debe capacitar a las PYMES, debe haber una estrategia de estado para hacer de estas el sostén de la economía de mercado y hacer que sus productos y servicios sean competitivos a tal punto de poder incentivar su exportación. Que no nos engañen con incentivos tributarios que al final sólo van a beneficiar a las grandes empresas.

Otro aspecto importante es que habla de la modernización del Poder Judicial cuando el problema real está en la estructura legal de los códigos tanto penal como civil que están diseñados para incentivar la corrupción ó para beneficiar a los más poderosos, la reforma judicial va más por el lado de las leyes y no de poner más computadoras ó interconexiones. Igualmente, no explica que es lo que va a hacer.

Dentro de su plan de formalización del empleo habla de eliminar el CTS para los trabajadores nuevos, lo que se traduce en la eliminación de ese derecho a mediano plazo y reemplazarlo por un seguro de desempleo, aqui valen las siguientes preguntas: ¿Quién va a administrar ese fondo? ¿Cómo lo van a solventar cuando existe aún un sub empleo grande que engaña las cifras del desempleo?  Nuevamente regreso a Estados Unidos donde existe un sistema asi, luego de tres años de recesión y con niveles de desempleo del 11% el fondo de desempleo está a punto de colapsar y la creación de nuevos empleos no es suficiente, el sistema no funciona aqui, menos en Perú donde no se sabe a donde podría ir a parar ese fondo.

Nuevamente en este punto entran a tallar los incentivos tributarios generales, vuelvo a repetir, eso sólo beneficia a las grandes corporaciones y mientras en el Perú no se den los sueldos paupérrimos como en China a casi niveles de esclavitud eso no va a funcionar ya que promoverá la fuga de capitales a mercados emergentes con costos inferiores, ó en su defecto seguiremos siendo un exportador de insumos más no de productos terminados.

Otro punto importante es el ofrecimiento que hace en su publicidad, dice que va a crear 3 millones de nuevos puestos de trabajo, eso no está contemplado en su plan de gobierno, en todo caso se convierte en una promesa populista para capturar al segmento de votantes jóvenes.

En síntesis fundamento mi negativa en la pobreza de su plan de trabajo, plan que sólo contempla algunas ideas pero ninguna acción, ideas que muchas veces no tienen sustento legal ó que provocarían un problema social en el mediano y largo plazo, la modernidad no viene por equiparar o imitar a países como Estados Unidos, en ese país se puede ver hoy en día el fracaso de las políticas conservadoras y que pretenden implantar un sistema de capitalismo brutal donde finalmente el mayor beneficiado es la gran corporación y los pequeños los grandes perjudicados.

Si a esto le sumo la insensatez e impertinencia de sus seguidores pues realmente termino totalmente decepcionado, era mi segunda opción, hoy ya ni siquiera figura entre mis alternativas, ya tuvimos demasiados “pendejos” en el gobierno, al parecer no hemos aprendido y queremos repetir la historia de Fujimori, pero lo más patético es que con ese tipo de campaña sólo beneficia la subida de otros candidatos y al final vamos a tener que decidir entre Humala y Keiko Fujimori.

Anuncios