Derrumbando mitos, ¿Entre Toledo y PPK?


¿Será entre ellos?

La última encuesta de la PUCP nos ha mostrado un dato interesante que se veía venir y este es el avance de PPK en las intenciones de voto así como el crecimiento sostenido de Ollanta Humala, también se observa la caída de castañeda quien prácticamente se encuentra ya en un empate técnico con Ollanta, para ser exactos estas son las cifras que arrojó la encuesta de la PUCP: Alejandro Toledo 26.6%, Keiko Fujimori 19.3%, Luis Castañeda 17.3%, Ollanta Humala 15.5%, Pedro Pablo Kuczinski 10.6%, los demás candidatos en su conjunto no llegan ni al 0.7%

Esto indica que existe un gran crecimiento de PPK sobre todo en sectores urbanos y juveniles, su máximo crecimiento se ha dado en Lima y era de esperarse luego de la exhaustiva campaña realizada por internet y por telefóno, hoy trata de posicionar la idea del candidato “outsider” cosa que creo que no es asi ya que el viene precedido por una labor en el gobierno de Toledo, además de haber estado en campaña todo el tiempo y además que su crecimiento no es sostenido a nivel nacional.

Pero bueno, se vislumbran dos escenarios posibles ante el estancamiento de Keiko Fujimori quien al parecer no se va a mover de su 19% ni para arriba ni para abajo y de la caída libre de Luis Castañeda a quien sus errores parecen pasarle la factura prematuramente, estos dos escenarios son los siguientes Alejandro Toledo y PPK ó Alejandro Toledo y Ollanta Humala a la segunda vuelta.

Veamos, en internet muchos entusiastas dan por hecho que PPK es el candidato outsider, mucha algarabía por el último repunte aunque apenas alcanza los dos dígitos, PPK es una buena alternativa, sin embargo hay cosas que no me gustan de él, en primer lugar su visión tecnócrata de la economía, para él no hay seres humanos, hay sólo cifras y eso me preocupa, ese perfil es bueno para un técnico que maneja un Ministerio como ya lo hizo en el gobierno de Toledo y fue de gran ayuda para la consolidación económica del País, pero, un país no es sólo economía, en el Perú existen grandes problemas sociales donde la exclusión se presenta de manera preocupante y puede estancar y hacer retroceder todo lo avanzado.

Pues en ese marco, más preocupante resultan las declaraciones de Pablo Secada, Jefe del Plan de Gobierno de PPK quien afirmó que en un eventual gobierno de este eliminarían el CTS y reducirían las vacaciones a 15 días, claro, aclaró que se trataría para los nuevos trabajadores, o sea que iniciaría un proceso de “americanización” del Perú, yo vivo en Estados Unidos y aquí sólo se vive para trabajar, eso al final sólo beneficia a los grandes capitales, a los pequeños nos dejan sin oportunidad de seguir capacitándonos ni de ver otras alternativas de desarrollo por el factor tiempo y el factor dinero, al final la vida se vuelve rutinaria, uno se convierte en una estadística más de la economía de consumo mientras los grandes siguen creciendo.

Pero lo más preocupante no es sólo eso, sino que PPK también piensa, al estilo norteamericano, en brindar incentivos tributarios para las grandes empresas a fin de que estas generen mayores ingresos y por ende re inviertan en el país y generen mayores fuentes de ingreso, eso me recuerda a Alan García en su primer gobierno cuando le otorgó grandes facilidades a los grupos de poder económico estos se llevaban el dinero a paraísos financieros sin re invertir un sólo dólar en el Perú, bueno, pueden decir que existían factores como el terrorismo que no permitían la esperada re inversión pero la verdad es que esto sucede hasta en grandes economías como la norteamericana en donde George Bush dió una ley de reducción e incentivos tributarios para las grandes empresas y estas al final sacaron sus capitales a mercado emergentes, hoy en día Estados Unidos aún, después de dos años, no puede recuperarse de la crisis y los niveles de desempleo siguen incrementándose preocupantemente.

Con Humala la cosa es distinta y es que su plan de gobierno es el único diferente, ellos proponen cambios radicales a la economía con el fin de hacer más democrática la distribución de la riqueza, por ejemplo proponen incrementar el impuesto a las sobre ganancias mineras para así poder contar con más liquidez para poder realizar obras de mayor alcance social y programas que beneficien a mayor parte de la ciudadanía, esto es senzato, el problema es que aún asoma el fantasma del nacionalismo extremo, no vaya a ser que en un eventual gobierno suyo se les ocurra nacionalizar empresas solventes y productivas al más puro estilo del socialismo del siglo XXI. Admito que el discurso de Ollanta se ha moderado y eso le hace ganar puntos pero algunas afirmaciones trasnochadas de parte de su entorno traen siempre a la mente esos fantasmas.

Creo que PPK se acerca a su techo, su electorado es el mismo que apoyó siempre a Lourdes Flores y a la alicaída derecha peruana, una derecha que aún no entiende ni siquiera su significado y que vive enquistada de clichés colonialistas y raciales, clichés que son los que se han ecargado de mantener a la exclusión social en un status quo por siglos.

Asimismo, la campaña agresiva emprendida por la gente de PPK demuestra que eso de la guerra sucia les sale a flote cuando se ven adelantados por gente a la que ellos consideran “menos” ya sea por un perfil racial ó por un perfil académico, sin embargo no recuerdan que PPK fue Ministro de Economía de Toledo y hasta Premier y que fue Toledo quie lo convocó a formar parte de su gobierno, no entiendo entonces como un “incapaz” como tratan de estigmatizar a Toledo fue “capaz” de convocar a uno de los mejores equipos de gobierno que haya tenido el Perú, el gobierno de Toledo no sólo se caracterizó por su crecimiento económico sino también por devolverle al Perú la institucionalidad perdida durante la dictadura fujimorista.

Así, con una economía en crecimiento y con instituciones sólidas el Perú sentó las bases del desarrollo que ahora todos gozan, el negar esto es simplemente negar los logros y negar sobretodo la realidad, la política es así, lamentablemente, por eso perdimos la oportunidad de seguir manteniendo en el sillón municipal a Alberto Andrade con quien se ensañaron inventándole mil calumnias y mentiras y a quien aún después de muerto algunos descabellados pretenden minimizar con la finalidad de elevar la imagen del corrupto e incapaz Luis Castañeda.

Están cada vez más cerca las elecciones y creo, sin lugar a dudas, que está entre Ollanta y PPK quien acompañe a Toledo a la segunda vuelta, a pesar de que pienso que Toledo debería repetir el pato en primera vuelta, pero es la mezquindad del peruano la que se va a hacer presente en las elecciones y hay que someterse a eso, así es la democracia.

Anuncios