Curita pa los golpes


He necesitado de más de un parche para ponerme en la cabeza y en las manos por haber escrito el post anterior. Imagine que al ponerle un título polémico se leería el contenido pero no imaginé que el tema desataría tanta pasión y valgan verdades no ha sido para nada positivo ya que no armoniza sino mas bien divide y de ello no soy ni seré partícipe.

Europa cuenta con una sociedad madura y menos prejuiciosa que la nuestra, de eso no hay duda. Creo que entienden mejor que nosotros conceptos como la  libertad y  el respeto. Es decir, las personas son libres de hacer lo que quieran y pocos o ninguno critican su actuar.

En el Perú aún estamos en pañales. Nuestra sociedad es racista, clasista y por lo leído, ya que no tenía mucho conocimiento de ello, es parte homo fóbica. Males que deberían ser erradicados para avanzar hacia una sociedad moderna e inclusiva, es decir más justa.

No comparto ninguna forma de discriminación, por lo tanto no podría alentar que aumente la brecha social en una sociedad  lo suficientemente golpeada y fragmentada. Todo lo contrario, procuro construir, a través de mis propios actos, una sociedad armónica y tolerante.

Si creo en la libertad lógicamente me parece correcto que cualquier persona manifieste sus afectos como quiera. No interesa cuando ni donde. Creo en la igualdad de personas y en ello considero razas, creencias y opciones sexuales o estilos de vida. Eso es correcto.

En lo que no estoy de acuerdo es cuando el reclamo afecta a terceros. Cuando los pueblos jóvenes de Lima, exigen su derecho al gobierno para contar con agua y luz y para ello bloquea las carreteras y tira piedras a los buses y carros está afectando a terceros que no tienen responsabilidad.

De la misma manera pienso respecto a los creyentes, los que asisten a misa. Está claro que no pertenezco a ese grupo, pero conozco a personas que sí y es justamente a ellos, en su mayoría adultos mayores o ancianos que van a la misa a rezar y solo a rezar.

Es justamente a lo que me refiero, la manifestación del MHOL pudo haber sido de otra manera. Si saben que ello molesta a los ancianos, porque hacerlo en la puerta de su Iglesia. La dirigencia del MHOL no hizo una manifestación de afecto como lo ha hecho en comparsas o desfiles, bien aplaudidos por cierto, sino que orientó a sus simpatizantes a molestar a ancianos que no buscaban pelea.

Si hubiese sido distinto, es decir el caso contrario, un desfile o una pareja gay besándose libremente y hubiesen sido reprimidos sin ton ni son me hubiese indignado de la misma manera, no hay duda.

Lo que se busca, al menos en mi caso, no es separar sino más bien construir una sociedad moderna que incluya a todos, en especial a las minorías y para ello la comunicación correcta juega un rol importante.

Anuncios