Mercedes Aráoz: ¿Cándida ó loba?


¿Quién ganará?

Resulta que el inició de la campaña electoral se ha convertido un poco pintoresco con la última novela interpretada por el Partido Aprista, una novela que tiene como principales protagonistas a la candidata presidencial Mercedes Aráoz y al escudero de Alan, Jorge Del Castillo quien reclama ser parte de la lista congresal y sobre quien pesan serias acusaciones de corrupción.

Bueno, veamos, Mercedes Aráoz viene indicando hace tiempo que en su lista congresal no estará ni una sola persona que tenga que ver con algún caso de corrupción, es más, primero indicó que su plancha presidencial estaría compuesta por independientes, no se dió así, tuvo que someterse a la decisión del partido al que representa, de igual manera sucedió con la lista congresal, pero esta vez no lo podía aceptar, había resultado ser muy cándida hasta entonces, tenía que sacar a la loba.

Y así fue, “alguien” le aconsejó que buscara al líder histórico del APRA Armando Villanueva del Campo y que apele al “poder” de este dentro del partido para poder afianzar su voluntad e imponerse frente a Jorge Del Castillo y así demostrar al electorado que no es una “cándida” candidata sino por el contrario una candidata de fuerza y de convicciones, lo segundo lo creo, lo primero no.

El problema es que ese “alguien” está jugando a dos cartas, por un lado dándole un respaldo a “su” candidata y por el otro respaldando “en silencio” a su “fiel compañero”, Mercedes Aráoz al final puede salirse con la suya y demostrar que puede imponerse hasta al mas pintado de los apristas, aunque al final esto se vea como un capricho consentido de una “cándida” que pretende ser “loba”.

No creo que esto le traiga mayor aprobación a su candidatura, lo cierto es que con todo esto lo único que queda demostrado es que el APRA sigue siendo lo mismo de siempre, un partido tradicional con la misma gente en el poder y con las mismas actitudes de siempre, no se van a limpiar del estigma de la corrupción así pretendan “sacrificar” a una de sus principales cabezas visibles, pero aún cuando esta ha decidido dar pelea hasta el final y cuando ya comienzan a sacarle algunos trapitos sucios a través de la prensa.

“Alguien” es muy astuto, pero “alguien” no es de confiar también, no vaya ser que a “alguien” se le ocurra deshacerse de la cándida Mercedes Aráoz al ver que no remonta ni con esta novela en las preferencias electorales.

Anuncios