Wikileaks y el fin de la hipocresía


Esta semana reventó el escándalo de Wikileaks, la famosa página de internet que se ha hecho conocida en el mundo entero por divulgar las comunicaciones secretas y privadas de funcionarios públicos del gobierno estadounidense, aunque su fin inicial fue el de divulgar cualquier secreto de estado a nivel mundial, ellos se las ingenian para conseguir la información más segura y clasificada y la exponen abiertamente al mundo.

Bueno, esta semana divulgaron más de 250 mil conversaciones efectuadas por funcionarios diplomáticos de los Estados Unidos, esto ha generado toda una crisis política en este país, ya salieron por ahí voces que se rasgan las vestiduras dicendo que esto es un robo, que deberían apresar al dueño de Wikileaks, otros dicen que se trata de una conspiración contra los Estados Unidos porque hay gente, especialmente en Europa, que odia a este país, otros inclusive llegan a criticar al propio presidente Obama por no tener una postura firme contra esto, pero lo peor que he escuchado es la conversación de dos pseudo periodistas ayer por la tarde en la emisora Actualidad 1020 am de Miami.

Resulta que este par de personajillos uno de apellido Rubio y el otro, un invitado que no recuerdo el nombre, dijeron que nadie podía hacerle esto a los Estados Unidos porque este país era el líder del mundo y que Estados Unidos estaba en su derecho de meter las narices en la política de cualquier país en el orbe y que esto no era intromisión sino que estaban ejerciendo su liderazgo para llevar al planeta a un mundo mejor. Esto en respuesta a la llamada de un oyente que les comentó algo que había escuchado en otro país sobre la intromisión de Estados Unidos en los asuntos de otros países.

¿Qué habrá pasado por la cabeza de este par de individuos en ese momento? ¿Acaso creen que ser patriota es justificar los errores más garrafales de los gobernantes de este país? ¿Acaso no se han dado cuenta de que esa manera de pensar es la que ha llevado a este país a generarse anticuerpos en todo el mundo?

Recuerdo que en los 80’s mi país se desengraba por la violencia terrorista de origen maoísta generando más de 25 mil muertos, ¿Dónde estuvo ese liderazgo del que pregonan ese par de incompetentes irresponsables? ¿Dónde estuvo ese liderazgo que tanto alaban cuando Fujimori cometía los más execrables crímenes de lesa humanidad en mi país y cuando este mismo manipulaba a la prensa a su antojo? ¿Dónde está ese liderazgo cuando Cuba, su isla natal, se hunde cada vez dentro de las garras de la dictadura Castrista? ¿Dónde estuvo ese liderazgo cuando en Argentina desaparecían miles de inocentes en la época de Videla, Viola y Galtieri?

¡Que no me vengan con vainas! a Estados Unidos sólo le preocupan los países donde tienen ciertos intereses, lo demás es pura retórica barata y hoy en día van quedando al descubierto al divulgarse tantas comunicaciones que van desnudando las reales intenciones de los que han venido gobernando este país por años.

Lamentablemente hay una sola persona que piensa distinto dentro del liderazgo político de este país, se llama Ron Paul, libertario por doctrina y fundamento y quien se ha quedado sin la posibilidad de candidatear a la presidencia de este país debido a su honestidad y sinceridad y sobretodo debido a su valor de decir las cosas como son: Es inconstitucional que los Estados Unidos se entrometa en los asuntos de otros países, ya bastante hay para hacer aqui como para pensar en ser el dueño del mundo y en tratar de imponer un sistema que se está desmoronando dentro de este país.

Yo quiero a este país, pero quiero sus bases, sus fundamentos de libertad y democracia, su afán por lograr una sociedad evolucionada, así nació este país, así se hizo grande, lamentablemente el afán de las grandes corporaciones por controlar recursos a través de intromisiones políticas y el fanatismo religioso ciego han logrado que este mundo sea hoy en día inestable y que el terror y la paranoia se vayan apoderando de cada nación que pisan, es la verdad le duela a quien le duela, y si Usted se considera un patriota americano pues comience a analizar su propia situación, la de su familia, la de su localidad, la de su ciudad y la de su país y recapacite si es necesario meter las narices en otro lado cuando aqui hay mucho por hacer.

Anuncios