Entre pendejos y cojudos, (Parte V), La criollada según el emperador Alan García


Al parecer la variopinta de nuestra clase política, pendeja por consecuencia, no nos deja de sorprender pues resulta que ahora se va destapando otra olla de grillos (ó de cucarachas, ó quizás ratas) ya que después de haber quedado al descubierto el inefable Fernando Barrios, ex Jefe de Essalud y ex Ministro del Interior (de sólo días) al pretender cobrar una suma exhorbitante de dinero como compensación por un supuesto despido arbitrario de Essalud, salen a relucir más de estas prácticas dolosas que al parecer eran costumbre de los funcionarios públicos apristas.

Pues bien, esto no me causa ninguna sorpresa ya que este fue, es y será siempre el modus operandi, cual mafia, del partido del pueblo cada vez que trate de enquistarse en alguna posición pública, aún recuerdo, allá por 1989, cuando un amigo nuestro desistía de opinar en contra del APRA sólo por el hecho de que él se encontraba en la planilla del Ministerio de Educación sin haber pisado siquiera una oficina de alguna de las recordadas USE’s.

Y es que siempre ha sido así, el APRA siempre ha tratado de beneficiar a sus “compañeros” con ciertas prebendas para mantener de esta manera su fidelidad al partido, así lo hizo cuando fue gobierno del ’85 al ’90 y así lo hace ahora, y lo peor de todo es escuchar al sinvergüenza de Alan García diciendo que esto sólo fue “una criollada”, pues que se entere aquel que espero que sus casos prescribieran para regresar que esa “criollada” le cuesta al estado y que más allá de ser una criollada, se trata de una felonía descarada en contra de las arcas de nuestro país.

Pero claro, para el gran “pendejo” Alan García, esto sólo es una criollada, como también fue una criollada lo del tren eléctrico en su primer gobierno, el escándalo de la carne podrida y el regresar luego de que sus casos prescribieran para no afrontar al Poder Judicial.

Entonces como el gran “pendejo” gobierna, minimiza el caso de corrupción donde esta inmerso Barrios, claro, el sabe que esta en campaña y para eso tiene que limpiar el camino para que la cándida Mercédes Araoz salga a los cuatro vientos a vociferar que ella no va a permitir un sólo caso de corrupción, pero la cándida de Mercédes no ha emitido una sola palabra acerca de Barrios ni de los varios funcionarios públicos que procedieron de la misma manera, no sé si será cándida ó que su “asesor” el gran “pendejo” García le ha dicho que no diga nada al respecto.

Me da pena por ella, pensé que se trataba de una profesional a carta cabal incapaz de dejarse seducir por las garras del poder e incapaz de aceptar este tipo de actos, ella, como todos los peruanos, sabemos muy bien que fue lo que hizo García en su primer gobierno y sabemos muy bien como fue que regresó al Perú, todos sabemos muy bien que nunca dió la cara al Poder Judicial, claro, el “pendejo” tenía que regresar y tenía que volver a ser Presidente y los 28 millones de “cojudos” aceptarlo como tal.

Anuncios