Un paso más en la lucha contra el cáncer


Seguramente muy pocos habrán oído hablar del Doctor Jacinto Convit, bueno el es nada menos que una de las eminencias médicas de estos tiempos, el desarrolló modelos de vacunación contra la lepra lo que le valió una nominación al Premio Nobel de medicina en 1988.

Este ilustre investigador venezolano de 96 años de edad es el director – fundador del Instituto de Biomedicina del Hospital Vargas de la ciudad de Caracas en Venezuela, dirige aqui a un grupo de excelentes científicos quienes han descubierto nada menos que una vacuna curativa contra el cáncer de colón, estómago y cerebro, cabe señalar que el mencionado grupo de científicos a realizado pruebas exitosas en pequeños grupos de pacientes con este tipo de enfermedad.

Pues suena muy alentador este descubrimiento ya que se trataría de un primer paso hacia la cura de este flagelo que ataca a muchas personas y que hasta la fecha no encuentra una solución visible, ¿Cómo trabaja este descubrimiento? Pues bien, se trata de una auto vacuna que hace que el cuerpo mismo genere sus propias defensas y logre destruir las celulas cancerígenas, suena lógico ya que es el mismo cuerpo el que crea estas celulas. Es interesante ya que toman celulas cancerígenas y las mezclan con un producto llamado BCG, sustancia ampliamente conocida en la lucha contra la tuberculosis y la lepra, igualmente se combinan con la formalina, un elemento utilizado en la lucha antiterrorista contra el ántrax por científicos estadounidenses.

Si bien es cierto que este descubrimiento se encuentra en etapa de evaluación, es cierto también que los resultados a corto plazo son bien alentadores ya que se han conseguido resultados sumamente esperanzadores en la lucha contra el cáncer.

La verdad es que, creo yo, es el deseo de todo el mundo que se pueda hallar definitivamente la cura contra este mal, yo he perdido familiares por este motivo y sé que tan doloroso es ver sufrir a un enfermo de cáncer, creo también que la ciencia ha avanzado de tal manera que las soluciones están ahi a la mano y que ojalá no se cruce ninguna mano malévola para desviar esto y hacer de una gran obra humana el más asqueroso negocio.

Anuncios