Cuba Libre


Al escribir este artículo me puse a pensar en el famoso trago Cuba Libre, mezcla de ron cubano con la famosa Coca Cola estadounidense, nada más singular, una fusión de sabores y gustos unidos para darle vida a un trago exquisito y muy querido por muchos y odiado por algunos otros cucufatos.

Se me vino a la cabeza entonces que esto era la analogía perfecta de lo que pasa en Cuba donde la dictadura Castrista lleva más de 50 años y casi similar tiempo el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos a ese país, una Cuba Libre que aún no puede ser preparada porque los cucufatos extremistas se han encargado de mantener el status quo que mantiene a la nación cubana en el olvido mas patético.

Y es que por un lado esta la tiranía que les ha suprimido libertades elementales como las del libre tránsito y de expresión y por el otro el caduco “exilio” de Miami que ha través del poder político logrado en los Estados Unidos han evitado por décadas quepueda existir una apertura de la isla al mundo sin darse cuenta que sólo así se puede lograr la tan ansiada libertad de Cuba.

Y es que también el régimen dictatorial se ha empecinado en mantener su absurda revolución enfrascándose en una guerra de retóricas que sólo a ellos convence y que el pueble les sigue autómatamente ya que no hay otra cosa mas que hacer en la isla, de igual manera el “exilio” de Miami reunido siempre en su bastión del restaurant “Versalles” se ha opuesto a cualquier medida de apertura porque sino se les va el negocio de encima y es que estos “luchadores por la libertad de Cuba” reciben ingentes sumas de dinero del gobierno norteamericano para sustentar esa “lucha” que sól;o existe en sus mentes y en sus propios bolsillos.

Lamentablemente es el pueblo de Cuba, el de la isla y el que se encuentra afuera sin poder regresar el que sale perjudicado, ya a estas alturas con mas de 50 años de dictadura y con los castro y compañía para rato sólo veo dos salidas a este problema, la primera es la violenta, una revolución que saque por la fuerza del poder al tirano y que restituya la democracia en Cuba, sinceramente, lo veo casi imposible, en 50 años no han podido hacerlo menos ahora que se han acostumbrado a sistemas de vida obsoletos y caducos.

La segunda es la razonable, la reconciliación nacional, la apertura de Cuba al mundo y la transición sistemática del comunismo hacia la democracia, y quizás a una social democracia que permita mantener ciertos servicios del estado pero que le otorgue la libertad al ciudadano común de poder mejorar económicamente hablando y sobretodo que tenga la oportunidad de disentir sin que nadie lo reprima.

Esto último conlleva la aceptación de la tolerancia en primer lugar, aceptar que Cuba vive en un sistema totalitario hoy en día y que se debe trabajar en la apertura, aceptar que no se puede ni debe imponer una ideología ó doctrina social porque más que eso el país necesita ser gobernable y necesita buscar una estabilidad económica que permita el desarrollo de sus pueblos sin dejar de lado la asistencia social en sectores críticos copmo lo son la salud y la educación.

Yo creo que Cuba está listo para esto último y creo también que el cubano promedio está cansado de tanta politiquería y guerra social, está cansado de que le pretendan imponer un sistema cualquiera que sea, ya lo han “aguantado” mas de 50 años como para seguir “aguantando” otros mas.

La reconciliación del pueblo de Cuba es una salida viable y de seguro que llevará a la apertura económica que genere en el corto plazo una economía de mercado que dinamice la vida de esos cubanos que hasta el día de hoy viven como presos en la isla, así se les pueden restituir sus libertades de libre tránsito y de expresión sin que eso se convierta en elemento desestabilizador y que en un futuro cercano estemos todos disfrutando de un buen Cuba Libre con amigos cubanos en cualquier lugar de esa bella isla.

Anuncios