Entre pendejos y cojudos (parte 3, Kouri y la política peruana)


No se que diablos pasa por la cabeza de aquellos que se meten en política en el Perú, seguramente no encuentran manera más fácil de hacer dinero aunque sea pisoteando gente ó “haciendose” en la memoria de la gente como el gran inefable Alex Kouri, paladín reciclado del Fujimorismo corrupto agonizante y “geisha solapa”.

Y es que a estas alturas el personajillo este ha fungido como alcalde del Callao y presidente regional del mismo (al final la misma vaina, siempre los políticos peruanos creando mas burocracia) si bien es cierto el puerto ahora luce un poco más moderno, es cierto también que el nivel de las obras de infraestructura sigue siendo deprimente.

Por ejemplo, la vía expresa de la av. Faucett, ustedes pueden observar ahi tremendo elefante blanco que sólo obstaculiza el tráfico en esa arteria, claro, me refiero al gran peaje construido ahí que no sirve para nada y que de seguro habrá otorgado una buena comisión al sr. Kouri, igualmente algunas obras de infraestructura inservible pero en escencia nada bueno, los barracones siguen siendo los mismos y la gente ahi hoy en día ha rebajado su nivel de vida.

Pero más allá de su fracaso, este individuo trata ahora de hacerse de la alcaldía de Lima, ¿Querrá luego buscar la presidencia del Perú?, lo cierto es que este señor tiene que responder sobre su vinculación con la mafia fujimontesinista, recuerden que el tiene su vladivideo y que no se le juzgo sólo porque en las imágenes no se le ve recibiendo dinero.

Unos años atrás tuve la dicha de decirle en su cara sus verdades, lo corrupto que es y que es el único participante de la mafia que no ha sido condenado, claro, muy a su estilo cobarde, se escudó en algunos policías diciendo que lo querían agredir, encima mentiroso, en fin, esa es la clase de políticos que tenemos aqui, gente cobarde, mentirosa, corrupta y cínica, pero cuidado, que esa es la gente que nos representa por lo tanto se constituye en fiel reflejo de lo que nosotros somos.

Yo no deseo ese tipo de representación ni en Lima ni en el Perú y no deseo que mis hijos crezcan con esa imagen, pensando que las cosas que hacen estos señores son normales y que el Perú nunca va a cambiar, hay otras opciones, menos “pendejas” pero mas honestas, opciones que son capaces de enfrentar con hidalguía sus responsabilidades y que honestamente desean sacar al Perú del hoyo amoral en el que se encuentra.

Yo voy por esas opciones y aqui digo publicamente que jamás en la vida voté ni votaré por algún fujimorista, menos por uno solapado como Alex Kouri, el no me representa ni me representará nunca.

Anuncios