La cumbre de la vergüenza… y del clima


Hace un par de días culminó la cumbre sobre el cambio climático en Copenhague, Dinamarca, los resultados no pudieron ser más que desalentadores, una pugna entre China y Estados Unidos terminó en una declaración tirada de los pelos impuesta practicamente por este último País.

Se sabe que estos dos países son los dos más grandes emisores de carbono del mundo, China como nuevo país industrializado con una población que alcanza la sexta parte de la población global y Estados Unidos con sus altísimos niveles de contaminación por su gran consumo interno de energía.

Los dos países han rehusado firmar el Protocolo de Kyoto para reducir sus emisiones de bioxido de carbono. Si bien es cierto China ha pasado en los últimos años a Estados Unidos en la emisión de gases contaminantes también es cierto que la producción per cápita de estos es mayor en este último país.

El planeta sigue calentándose y para un futuro cercano se podrían producir cambios traumáticos en la naturaleza como el incremento en los niveles de los mares gracias al deshielo de los polos, esto llevaría a la consecuente desaparición de algunas ciudades costeras.

Lo cierto es que al final la cumbre fracasó, no hubo acuerdo para la reducción de las emisiones de contaminantes y esto dejo abierto el camino a la depredación del hombre de este nuestro planeta, un sólo planeta donde aún podemos habitar y donde esperamos poder seguir habitando y contemplando su natural belleza.

Ante la inacción de los gobernantes sólo nos queda unir nuestros granos de arena para poder hacer una fuerza tan grande que evite la destrucción de nuestro hogar: La Tierra.

Anuncios