Ser de izquierda ó de derecha


Hace ya tiempo comencé a escuchar y a leer a algunas personas que indicaban ser de derecha y a otros ser de izquierda, algunas veces estos adjetivos se transformaban en insultos, a los de izquierda les llamaban comunistas y hasta terroristas y a los de las derecha lacayos del imperio, pero, ¿Qué hay detrás de todo esto?, aquí hago un análisis de estos adjetivos y sus diferentes denominaciones.

Durante la época de la Revolución Francesa (1789-1867) se llevaba a cabo la Asamblea Nacional, aqui, se sentaban en el lado izquierdo los representantes jacobinos que abogaban por las necesidades de las clases desposeídas y en el lado derecho los monárquicos quienes eran los conservadores de la época quienes apoyaban al antiguo régimen.

Ya partiendo de esta definición podemos deducir que la derecha corresponde a los poderosos y la izquierda a los pobres, luego en la historia se desvirtualizarían los términos al iniciarse las revoluciones que dieron lugar a los gobiernos comunistas quienes, lejos de hacer prevalecer los fundamentos de sus doctrinas impusieron regímenes dictatoriales, muchos de ellos tristemente recordados por sus excesos como el regimen Stalinista, el regimen Maoista y el llevado por Pol Pot en Camboya, uno de los más sangrientos de la historia.

A partir de estos sucesos se comenzó a estigmatizar el término “izquierda” confundiéndolo con imposiciones dictatoriales y sumisión del ser humano a la clase gobernante al punto de perder sus libertades, así, el término “derecha” adopta los fundamentos de la “izquierda” y los utiliza como argumento de su lucha contra el nuevo opresor.

Sin embargo se vuelven a cometer excesos como los llevados a cabo por los regímenes de Pinochet en Chile y de Viola y Videla en Argentina y porque no, el de Hitler en la Alemania nazi donde se persiguió a los “izquierdistas” tildándolos de comunistas y de esta manera comparándolos con los dictadores comunistas de la época.

Hoy en día la corriente izquierdista trata de retomar sus fundamentos y trata de dar el verdadero mensaje al mundo pero la aparición de nuevos impositores como Chávez en Venezuela o los Castro en Cuba le devuelven argumentos a los derechistas quienes ven enriquecidos sus argumentos para seguir denigrando a los izquierdistas.

El haber estigmatizado a los de izquierda como seguidores de regímenes dictatoriales e impositivos corresponde a una vieja estrategia manipuladora de quienes pretenden mantenerse en el poder por siempre, de aquellas clases impositivas que tanto se asemejan a los que tanto critican, sin embargo esta estrategia queda nula al darse los verdaderos significados de cada adjetivo.

En síntesis, ser de izquierda es ser del pueblo, es abogar por sus necesidades, en contraparte, ser de derecha es ser conservador, es abogar por los intereses de los que mantienen aún el poder económico, así lo entiendo yo, así, bajo este fundamento, me considero de izquierda y creo que el ser humano en escencia es de izquierda también ¿Y Usted?

Anuncios