Perú, las reservas internacionales y la pobreza


Hace unos días una de las personas que comentan en este blog me dejo un tema a tratar, habló de las reservas internacionales del Perú que estan por el orden de los 33,000 millones y que a pesar de esto aún el 60% de la población se mantenía dentro de la línea de la pobreza y que esto resultaba pardójico; no soy economista pero trataré de sustentar mi punto de vista.

Bueno, primero hagamos algunas precisiones, para el año 2007 los niveles de pobreza en el Perú se habían reducido al 39.3%, la pobreza extrema se redujo al 13.7%, de este último porcentaje el 32.9% corresponde al área rural y sólo el 3.5% al área urbana. Hasta el año 2002 el Perú estuvo en negativo en la balanza comercial y a partir de ese año se revirtió esa tendencia gracias a los altos ingresos por exportación de “commodities”.

Si bien es cierto que existe estabilidad económica, la inflación está controlada y existe un mayor nivel de consumo, es cierto también que la reducción de los niveles de pobreza es muy lenta, la brecha social aún persiste más aún cuando se habla de los pueblos andinos y amazónicos, ¿Qué se debe hacer entonces?

Una economía basada en la exportación de materias primas no tiene un norte definido sobretodo cuando se desea competir con otros Países y cuando se tiene como meta el crecimiento económico para poder mejorar los niveles de vida de los peruanos, creo, en primer lugar, que se debe incentivar a la industria nacional, hacerla más competitiva, destrabar los marcos regulatorios para agilizar exportaciones, incentivar a la creación de polos de desarrollo productivos en las zonas de la sierra y de la selva, mejorar la infraestructura portuaria tanto aérea como marítima.

Se debe incentivar dentro de los tratados de libre comercio el establecimiento de industrias para la generación de productos terminados, así dejaremos de ser un País exportador de insumos para ser un País exportador de productos finales, de esta manera se generan más empleos en nuestro País y se le saca mayor provecho a la materia prima, esto ayudaría en un primer momento a la disminución de los niveles de pobreza.

 ¿Qué más se puede hacer? Se pueden crar mecanismos para incentivar la inversión de empresas peruanas en el exterior en cualquier rubro, así tendríamos capitales produciendo en el extranjero tal como lo hicieron España y Chile, un caso singular es el de Telefónica quien ha conquistado los mercados de servicios en casi toda latinoamérica y produce miles de millones de dólares de divisas para el reino Español.

Un punto principal y creo indispensable es seguir fortaleciendo el consumo interno a través de las pequeñas y medianas empresas, estas últimas han servido de soporte para absorver el impacto de la reciente crisis económica mundial, un mercado interno fuerte va a permitir mantener empleos medianos y por ende seguir incentivando la maquinaria de consumo.

Sin embargo, existe un monto principal de las reservas internacionales que se deben mantener para poder garantizar el pago de la deuda externa, pago que ha mi criterio debe ser renegociado pero no para mantenerlo constante e impagable de por vida sino para lograr su reducción a mediano plazo y poder comenzar a ser auto sostenibles.

Debemos considerar a todo esto a nuestros principales compretidores, Chile por ejemplo cuenta con una deuda externa que dobla la deuda peruana y reservas internacionales que bordean los 23,000 millones, monto por debajo de las reservas peruanas, esto se debe observar ya que si bien es cierto que su balaza comercial es el doble la nuestra su nivel de endeudamiento no le permite mantener un crecimiento como el registrado por el Perú.

Hago esta observación final porque resulta importante ver donde se pueden sustentar ciertas acciones del vecino del sur con respecto al Perú, el nivel de armamentismo generado por Chile en los últimos años llama a la preocupación sobretodo cuando el Perú se encuentra en inmejorable situación para buscar su despegue hacia el primer mundo.

Hay que hacer algunas modificaciones a las políticas de estado, pienso que hay que utilizar de manera inteligente los recursos generados pero no para aumentar el gasto y darle un paleativo a los sectores pobres sino para generar mayor riqueza a la ya obtenida; hay mucho que hacer aún en el Perú y se tiene que vencer el chauvinismo patriótico que nos ciega ante situaciones reales que nos pueden costar muy caro en el futuro.

Anuncios