Primer acuerdo en Honduras para la restitución de Zelaya desestimado por Micheletti


Al parecer las partes van entrando en razón y eso es lo más beneficioso para el pueblo Hondureño, ojalá que esto se termine pronto y que las cosas vuelvan a su cauce normal, se restituya a Zelaya y se vaya a elecciones el próximo noviembre.

Ya han aprobado un borrador las dos partes, ahora está en manos de los propios Zelaya y Micheletti para aceptar el acuerdo y acabar con esta incertidumbre que tiene en vilo al pueblo Hondureño.

Como era de esperarse el dictador Roberto Micheletti se opone a llegar a un acuerdo, esto a mi parecer ya es más que un capricho y es que el mencionado dictador se ha comprometido demasiado con quienes lo pusieron en el gobierno, es el colm0 que un grupo de familias que son las que dominan el poder económico en Honduras decida por todo un pueblo y sea capaz hasta de coactar libertades y poner a su País fuera de la comunidad internacional sólo para salvaguardar sus intereses.

La noticia del acuerdo fue confirmada en primer término por negociadores de ambas partes dejando en claro que serían los dos líderes Manuel Zelaya y Roberto Micheletti quienes decidirían en última instancia, se sabe ya que Manuel Zelaya a aceptado acceder a la renuncia de sus aspiraciones para convocar a una asamblea constituyente y a aceptado también una restitución condicionada para que deje el gobierno al finalizar su mandato.

Sin embargo el dictador Micheletti se rehusa a aceptar estos términos e inclusive entrampa el diálogo seguramente con el propósito de llegar a la fecha de las elecciones pactadas para el 29 de noviembre, pero ya la comunidad internacional ha dicho casi al unísono que no reconocerá un gobierno salido de unas elecciones que no tienen transparencias ya que se enmarcan dentro de un gobierno de facto, pero esto parece no importarle al caprichoso Micheletti.

Pero lo preocupante es que este status quo de facto sólo perjudica a un pueblo que tiene muchas carencias económicas y que ve su diario andar entrampado en la lucha de dos líderes que responden a cualquier interes menos a los del pueblo. Honduras es el País más pobre de centroamérica, la brecha social se amplía cada vez más donde los únicos beneficiados no corresponden a más del 10% de la población.

Ojalá que por el bien de esta nación el dictador Micheletti piense en su pueblo y decida aceptar el acuerdo con Zelaya y terminar con esta historia que ya tiene ribetes circenses.

Anuncios