Un edén llamado Miami


Si uno escucha los medios de comunicación en Miami de seguro que piensa que el mundo vive en un error constante, piensa que felizmente vive aqui en Miami y que el mundo donde vivía antes de arribar a este inmejorable paraíso había sido como un sueño del que no se podía escapar.

Y es que aquí los líderes de opinión hablan como si tuvieran la razón y la verdad absoluta de su lado, critican todo lo que hace el mundo, nada es “fashion”, nada es “cool”, nada es “democrático”, nada es “digno”, no señores nada es asi si no comulga con la triste retórica esnobista de Miami.

Y que no se les ocurra admirar al Che Guevara ó a Silvio Rodríguez, menos aún a la recién fallecida Mercedes Sosa, no señores, y no digan aqui jamás que Maradona fue el mejor futbolista del mundo porque para ellos todos estos son “esbirros” del comunismo y como tales “indignos” de la raza superior Miamesca e innombrables, sólo se les puede nombrar si se le va a insultar o denigrar.

Y es que en Miami lo que no se mueva al ritmo de su retórica inflamada es “comunista” si uno escucha a Silvio Rodríguez, Pablo Milanes, Mercedes Sosa ó Facundo Cabral es “comunista”, si uno osa llamar dictador a Micheletti se convierte automaticamente en “comunista” y si apoyaron el concierto de Juanes, olvídense, serán considerados “comunistas” hasta su quinta generación.

Y que no se les ocurra opinar en contra del intervensionismo americano de la época de Bush porque serán considerados “comunistas” y menos aún apoyar a Obama y su plan de salud ya que eso los hace mas “comunistas” que nunca, y no critiquen a Fujimori, Pinochet ó Videla porque eso los hace indudablemente “comunistas”  ¡ah! y no se atrevan a decir que Bush fue un pésimo Presidente porque a parte de “comunistas” se convertiran automáticamente en “terroristas”

Asi es señores, Miami es el paraíso de los amantes de la “libertad”, pero para ser “libre” primero debes deshacerte de todo lo “comunista” que tengas, debes escuchar a las trovas profundas de Chirinos y Gloria Steffan, debes registrarte en el partido republicano, debes odiar al Che Guevara y amar a cualquier dictador de derecha, debes querer que Estados Unidos destruya con sendas bombas atómicas a Irán, Corea del Norte, Palestina, Siria, Libia y Venezuela.

Para ganar la “dignidad” de vivir en Miami debes insultar 20 veces al día a Fidel Castro, Hugo Chávez, Rafael Correa, Daniel Ortega y Evo Morales, debes desear que el islam desaparezca de la faz de la tierra, debes ser “agradecido”  a los cubanos del “versalles” porque ellos hicieron de esta ciudad lo grande, digna y libre que es.

Veamos, ¿Será todo esto cierto? ¡Claro que no! aqui los únicos equivocados son ellos, Miami es una de las ciudades más desorganizadas de Estados Unidos, los índices desempleo son preocupantes, aqui impera la corrupción, Miami tiene el índice más alto de toda la nación de fraude al sistema de salud, en los 70’s los niveles de narcotráfico eran realmente alarmantes, hoy en día no se sabe de esto pero basta darse una vuelta por South Beach para ver cuanta droga corre en esta ciudad.

Actualmente la ciudad está quebrada, no ven como solucionar el presupuesto para el siguiente año fiscal y todo por malas administraciones, la mayoría de los políticos son cubano americanos, estos siguen los intereses de un grupúsculo que suele reunirse en el restaurant Versalles de la calle 8 a gritar Cuba Libre y por esto reciben beneficios por el orden de los 300 millones anualmente mientras que la isla sigue sumida en una dictadura de 50 años.

Si desea conocer el mundo al revés dese una vuelta por Miami y conozca el paraíso perfecto.

Anuncios