Fujimori, viene la cuarta sentencia


El día de hoy Fujimori se declaró culpable por los cargos de interceptación ilegal de comunicaciones telefónicas, pago ilegal a congresistas “transfugas” y pago ilegal a medios de comunicación para cambiar su línea editorial, se ha acogido a la conclusión anticipada ante la contundencias de las pruebas y sobretodo para no exponerse a los medios de comunicación en audiencias públicas.

Y es que esto último forma parte de una estrategia de “no exposición” para no obstaculizar la candidatura de su hija Keiko Fujimori quien se encuentra actualmente en el segundo lugar de las intensiones de voto para las elecciones presidenciales en el Perú el 2011, él sabe que un juicio público será muy poco beneficioso para su hija, esto sería exponer todas sus debilidades en todos los medios de comunicación, pero sobretodo sería exponer toda la podredumbre de su gobierno.

Pues bien, esto no se trata de amor fraternal o cariño por la hija, esto se trata de una estrategia bien montada que confía en lograr la elección de Keiko quien consecuentemente amnistiaría al encarcelado ex Presidente, asi es, ella ya lo ha dicho publicamente, una de sus primeras acciones de llegar a la Presidencia del Perú sería la amnistía a su padre, esto resulta inaudito en un País que lucha por dejar atrás niveles astronómicos de corrupción y que encamina su economía hacia el primer mundo.

Definitivamente que Fujimori sigue moviendo los hilos de su agrupación sin importarle el bienestar de nuestro País sino considerando sólo el volver a retomar el poder que tanto lo engolosina y que tanto daño ha provocado a nuestra sociedad y para esto no escatima hasta el utilizar a su propia hija para lograrlo, claro está, es su padre y ella confía en él, pero hay que ser bien ciegos para no darse cuenta de las cosas que ha hecho su padre.

Se viene la cuarta sentencia, lamentablemente en el Perú las penas no son acumulativas y Fujimori deberá cumplir la mayor de sus sentencias: 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad, pero es necesario que la historia contemple cada delito cometido por este Señor y que las nuevas generaciones por venir sepan que es lo que hizo, para bien ó para mal, ellos juzgarán el futuro, y este precedente les va a enseñar que nuestro País comenzó a cambiar y que la corrupción no tiene cabida en una sociedad que ansía desarrollarse en el corto plazo.

Anuncios