A mis hermanos cubanos


Ya el concierto pasó, la semilla ha sido sembrada, una marea blanca llena de ansias de libertad la aloja en lo más profundo de su sentir y de sus ansias, las ganas de ser libre, las ganas de poder vivir en paz y sin imposiciones aflora en cada corazón de cada joven cubano que vivió unas horas de libertad y paz.

Llegó la hora de tomar acción, llegó la hora de demostrarle al mundo que desean cambiar, que no quieren más imposición, llegó la hora de demostrarle al mundo que Ghandi Y Martin Luther King no dieron sus vidas en vano y que su legado de paz hace cambiar hasta el más indolente corazón, llegó la hora de comenzar a expresarse de distintas maneras, de vencer el temor y de actuar con inteligencia.

La “resistencia blanca” no puede ser desbaratada, imaginen ese millón de personas que se dió cita para el concierto “Paz sin Fronteras”, imagínen esa plaza llena cada domingo en son de paz, sin disturbios pidiéndo sólo libertad y paz, imagínen un millón de velas iluminando un camino de paz y libertad, no hay represión que los pueda hacer retroceder ni cárcel que los pueda albergar, no hay.

Imagínen a sus gobernantes doblegándose ante esta marea blanca, cediendo poco a poco hasta lograr la libertad y la paz tan anhelada, no es imposible, nada es imposible, nada, absolutamente nada cuando hay paz de por medio, Juanes,  Miguel Bosé, Olga Tañon, los Orishas y los demás artistas lo lograron, ellos fueron capaces de vencer la represión, ellos fueron capaces de doblegar al monstruo con una sola palabra PAZ y esto no hubiera sido posible si en la plaza no hubiera habido esa gran marea humana ansiosa de paz y libertad y como lo dijo Yotuel de Orishas, …”si se cancela el concierto habrán ganado ellos”…

 

Pues sí, el gobierno se doblegó ante esa marea humana, cancelar el concierto hubiera sido lo peor y más aún las repercusiones internacionales y es que silenciar y presionar a artistas de la talla de Juanes, Bosé, Tañon y compañía era mostrar al mundo su cara más represiva e impositiva, ahora les toca a Ustedes, hay líderes allá, hay jóvenes que son escuchados, que son leídos, asuman su papel en la historia y dedíquenle un tiempo a su País.

Ustedes son los llamados a hacer de Cuba un País libre, a doblegar a través de la paz, el razonamiento y la conciliación a ese gobierno que hace 50 años viene imponiéndo su voluntad, háganlo, sean libres, liberen sus mentes, afuera hay un mundo libre hay un mundo que lucha constantemente por buscar la paz y Ustedes pueden darle una lección para que aquellos que no creen en la paz se dobleguen ante esta.

 

Anuncios