El porqué del caprichoso dictador Roberto Micheletti


Los últimos acontecimientos sucedidos en Honduras han puesto en vilo a ese País, su población resulta la más afectada, sendos toques de queda y represión brutal se han vuelto cotidianos mientras tanto el gobierno de facto dice que no dará su brazo a torcer, ¿Es que acaso el interés que protegen es muy grande? ó ¿Es que los golpistas saben que han cometido más de un delito flagrante en contra de la constitución y temen terminar tras las rejas? Veamos.

Se sabe que el Grupo INTUR, corporación que maneja las grandes franquicias de “fast food” como Pollo Campero, Popeyes, Little Caesar, Church´s Chicken, Baskin Robbin y Chilis en Honduras es uno de los principales financistas del gobierno golpista, este grupo inclusive se encuentra inmerso en un proyecto para construir un mega mall en San Pedro de Sula, este mismo grupo tuvo denuncias por despidos intempestivos y por abusos en contra de sus empleados.

Este grupo también despidió a algunos empleados de sus franquicias por no querer ir a las manifestaciones en apoyo de los golpistas en clara imposición de abuso de poder, pero lo mas presocupante son los beneficios fiscales que goza este grupo, ellos están excemtos del pago de impuestos, tal es así que sus restaurantes gozan de libertad impositiva mientras que la “fritanguera” de al frente debe pagar sus impuestos puntualmente.

¿Serán estos beneficios lo que están protegiendo? ¿Serán sus intereses económicos los que primen a las necesidades del pueblo Hondureño? Honduras es el País más pobre de centroamérica, en el área rural la pobreza alcanza al 73.8% y en las áreas urbanas al 56.3%, los níveles resultan más preocupantes cuando de desempleo se trata, casi el 40% de la población se encuentra dentro de este segmento y los porcentajes siguen incrementándose por eso existe una emigración importante hacia países con mejores índices de empleo.

Manuel Zelaya logró revertir de cierta manera estas cifras y logro significativos avances en la lucha contra la pobreza, quizás los grupos de poder económico como el grupo INTUR jamás le perdonarán el haber incrementado el salrio mínimo ó el haber abolido los impuestos sobre la educación primaria lo que permitió que muchos niños más accedan a educación, quizás los grupos de poder no toleran los cambios que Zelaya estaba imponiendo para bien de la sociedad hondureña logrando incluir a más pobladores en la ruleta de oportunidades y quitándole ese poder que por años tuvieron esos que ahora imponen sus condiciones.

Y para esto basta observar las argumentaciones de los golpistas, recuerdo que el mismo día que propinaron el golpe de estado al Presidente Zelaya presentaron una carta apócrifa en el congreso con la supuesta renuncia del Presidente, no tardó Zelaya en desmentir desde Costa Rica, a donde fue desterrado después de sacarlo en “pijamas” a punta de fusil y llevado a una base aérea para sacarlo por la fuerza del País, la “tal” renuncia, luego sacaron a relucir resoluciones judiciales por supuesta falta flagrante a la constitución de Honduras en la que si bien se especifícan las faltas que esbozan los golpistas, no se dice en ningún lado que por suposiciones se puede enjuiciar a alguien.

Y si pues, los golpistas dicen que Zelaya “tenía intensiones” de cambiar la constitución, “tenía”, ¿es que acaso le leyeron la mente? en todo caso, si asi fuere ¿porqué no esperaron que esto suceda? ¿acaso temieron que un espaldarazo popular lo legitimara? asi igual la misma constitución indica que los lineamientos básicos de la gobernabilidad y la alternatividad de esta no puede ser reformada, si así sucediera recién ahí habría causal de infracción a la carta magna.

Luego sacaron a relucir su más risible y ridículo argumento, quizás tratando con esto de ganarse el concurso de los Estados Unidos, aducen que Zelaya era amigo y socio de Chávez y que Honduras estaba camino al socialismo del siglo XXI, ¿es esto aceptable dentro de un entorno democrático? Zelaya y cualquier presidente democrático del mundo puede tener relaciones con el País que sea más aún cuando se trata de proteger los intereses de su nación, en este sentido cualquier “soldadito” puede darle un golpe a cualquier presidente democráticamente electo por ser socio de cualquier País, inclusive Estados Unidos, imagínen a Estados Unidos sufriendo un golpe de Estado por tener relaciones con China su principal acreedor ó con Venezuela su segundo proveedor de petróleo, hay que ser bien BRUTO para esgrimir un argumento como ese.

Ahora, a casi tres meses del golpe, dicen que Zelaya fue depuesto porque tiene como 18 procesos judiciales abiertos, procesos llevados a cabo durante el gobierno golpista y bajo jueces que mantienen una suspicaz sociedad con los gobernantes de facto, ¡después de 3 meses! señores, en ese período de tiempo y con las instituciones copadas y maniatadas se puede fabricar cualquier delito en cualquier parte de l mundo.

Creo yo que ya Micheletti esta rebazando los límites de lo permisible y que Honduras no se merece esto, el País más pobre de centroamérica necesita trabajar para su pueblo y necesita conciliar su sociedad y necesita sobretodo reducir la brecha social que ha producido una de las peores exclusiones sociales que se hayan visto en esa región.

Anuncios