A un año de la debacle financiera en Estados Unidos


Hoy se cumple el primer aniversario de la quiebra del gigante financiero Lehman Brothers, con esto el sistema financiero norteamericano colapsó, el gobierno tuvo que intervenir para evitar la quiebra de los Bancos sobrevivientes, millonarios rescates financieros asombraron al mundo, miles de millones de dólares inyectados para evitar la debacle del sistema financiero.

A un año de este acontecimiento los bancos que han quedado se han robustecido, su participación en el mercado se ha incrementado y el acaparamiento de los recursos no ha permitido solucionar de base el problema de base, miles siguen perdiendo sus hogares a consecuencia de los altos préstamos obtenidos sobre la base de precios inflados a su máxima expresión, personas que han visto reducir los precios de sus casas en más del 50% en algunos casos, o sea que deben casi el doble de lo que vale su casa.

La irresponsabilidad y la viveza de la gente hicieron que se abuse de este sistema de consumo, convirtieron el capitalismo en un capitalismo brutal donde al no existir regulación cada cual saco su “tajada” a su conveniencia, lo más preocupante es que esos bancos rescatados no han sido capaces de poner su granito de arena para “rescatar” a su vez a los consumidores que han sido los principales afectados.

Esto es inaudito, existen personas que con unbuen “score” de crédito, sin atrasos en el pago de sus mortgages solicitaron a los bancos hacer los ajustes pertinentes tanto en tasas de interés como en el precio de sus casas, estas solicitudes les fueron negadas aduciendo, sutilmente, que no se les podía ayudar porque ellos estaban pagando bien, ¿quién puede entender esto? o sea que sólo ayudan a aquel que deja de pagar sino no hay nada, ¿y el rescate financiero?

Inclusive el Presidente Obama está planteando una reforma del sistema financiero tratando de introducir ciertas regulaciones a fin de evitar los excesos y abusos del sistema por parte de los grandes bancos sin embargo ellos y los grandes inversionistas no le brindan el apoyo necesario para que esto se pueda dar, esto me deja un sabor amargo en la boca, ¿será que se están acostumbrando a hacer lo que les da la gana y esperar que el gobierno los ayude cuando exista una amenaza de quiebra? preocupante, luego de los “rescates” estos bancos se han fortalecido y son en dimensión mucho más grandes ahora lo que los solidifica como “inquebrantables”.

Obama necesita el apoyo del ciudadano común de aquel que siente en carne propia las consecuencias de los desastres de los grandes grupos económicos que norman el sistema financiero de este País, al igual que la reforma de salud se necesita de la participación del estado para salvaguardar a su principal acreedor: el contribuyente.

Si no se regula este sistema se va a caer en los mismos excesos y lo que es peor, cada futuro “rescate” será cada vez más multimillonario y nuestros impuestos estarán hipotecados quizás hasta por diez generaciones, estamos aún a tiempo de enmendar los rumbos y esto no es de ninguna manera girar al socialismo, no, esto es respetar a la gente que democráticamente elige a los gobiernos y paga sus impuestos para poder vivir en un País que le siga ofreciendo las oportunidades que necesita para seguir creciendo.

Anuncios