Cuando las emociones dejan de lado a la objetividad


Para nadie es noticia que Cuba vive una dictadura desde hace 50 años y que ésta ha sumido en el atraso y la pobreza a esa isla caribeña, para nadie es noticia tampoco que los que ahí viven no cuentan con la libertad que aspira cualquier ser humano.

Sin embargo es bueno y saludable preguntarse porque tanto tiempo bajo la bota de un dictador, será acaso el acomodo? será acaso la falta de agallas de los líderes opositores? será acaso la falta de propuestas sólidas de la oposición que no terminan de convencer a la población cubana en general de que sólo ellos van a ser sus propios libertadores y que la determinación de los pueblos no es un cuento chino y que Castro y su familia no son siquiera un remedo de lo que sería un Hitler, un Stalin, un Mussolini o un Ceaucesco.

A veces me pongo a meditar sobre la manera como los “exiliados” de Miami señalan a Castro y familia hablando de una tragedia de ribetes demoniacos y terribles sólo comparables con los tiempos de la inquisición católica, no quiero imaginar que hubiera pasado por la mente de estas personas si les hubiera tocado vivir los tiempos de Hitler ó peor aún vivir en la Camboya de Pol Pot, no quiero ni imaginarme que hubieran dicho si hubieran vivido en la Chile de Pinochet ó en el Perú de Velasco ó peor aún en la Argentina de Videla, Viola y Galtieri, no quiero imaginarme como hubiesen vivido en los pueblos de la sierra peruana en aquellos tiempos donde el grupo terrorista maoísta sendero luminoso llegaba a un pueblo y ejecutaba autoridades y civiles y que para rematar llegaba luego el ejército a estos pueblos atemorizados donde no hablaban por las amenazas recibidas de los terroristas y luego eran masacrados por verlos como cómplices de estos terroristas, no, no me lo quiero imaginar.

En cualquiera de estos casos de seguro que hubieran tenido el mismo destino, Miami, y de seguro que tendrían el mismo discurso, la diferencia es que en cada uno de estos pueblos los opresores no duraron mucho tiempo y que fue el mismo pueblo quien por diversas vías se levantó y logró su libertad, eso se llama determinación de los pueblos, eso se llama dignidad, esto rebasa cualquier temor y se da hasta la vida para lograr derechos fundamentales y sobretodo para derrocar tiranos que sólo quieren imponer sus ideologías absolutistas.

Este preámbulo sirve para comentar lo que hace días ya se viene escuchando en Miami, si señores, sólo en Miami, con respecto al cantautor Juanes y su criticada futura participación en un concierto gratuito en la Habana, exactamente en la Plaza de la Revolución.

Bueno pues, resulta que el periodista Ricardo Brown de la radio AM Actualidad Miami 1020 se ha convertido en uno de los principales críticos de Juanes, ha escrito diariamente en su blog sobre él y su participación en el concierto, hasta a puesto en duda el nivel intelectual del artista, lo que no entiendo es como su apasionada y acalorada crítica no alcanza a Miguel Bosé y a Olga Tañon artistas de renombre que también participarán en este concierto, será que Juanes es más importante para el mundo mediático Miamense y que esto asegura un buen rating? supongamos que así sea, entonces vendría la pregunta de rigor, dónde queda la objetividad del periodista? de Lourdes Ubieta, su compañera, no voy a decir nada, no es necesario, basta escucharla para entenderla.

Resulta increíble pues la cantidad de argumentos vertidos por este periodista para negar la participación de Juanes en La Habana, más increíble resulta escucharlos en una estación de radio que hasta sólo hace unas semanas se caracterizaba por su objetividad e imparcialidad además de mostrar un profesionalismo de buen calibre, ahora simplemente se han convertido en una Radio Mambí más ó un Univisión más, dedicados y sumergidos en la pelea por el rating, sucumbidos ante el show business y por los centavos que los puntos les traducen a la hora de negociar anunciantes.

Antes de la aparición de este medio el periodismo en Miami era realmente vergonzoso, el tema diario durante décadas fue Cuba y el famoso “exilio”, cuando apareció esta nueva estación refresco sinceramente el espectro radial, le dió nuevos bríos, le sacó “lustre” y nos mostró una nueva alternativa, profesional, objetiva y de buen gusto, caramba! esto si que era realmente nuevo!

Sin embargo desde los sucesos de Honduras comenzaron a aparecer esos fantasmas “exiliados” como determinantes sobre cual sería el nuevo cauce a seguir, pues claro, en una ciudad con casi ó más de dos millones de cubanos, donde el poder económico y político les pertenece, era fácil sucumbir ante ellos, ya lo observamos con Jaime Bayly anteriormente quien al ver donde se encontraba el grueso del rating ni corto ni perezoso comenzó a despotricar contra el payaso de Chávez y sus aliados (no menos circenses claro está).

Pues bien de igual manera veo ahora sucumbidos ante esta marea cubana a los periodistas de Actualidad Miami 1020, con la excepción de Elí Bravo de quien no puedo decir nada y quien se merece todo el respeto del mundo por haber demostrado lo que todo periodista profesional y serio debe hacer: SER OBJETIVO.

Pero volvamos a Ricardo Brown, hasta ahora no puedo digerir sus blogs acerca de Juanes, me parece visualizar, según el Sr. Brown, a Juanes como todo un insensible ante una comunidad cubana dolida por su tragedia (???), habla de falta de respeto, quiere imponerle un cambio de nombre a su concierto, quiere cambiarle el lugar del mismo, quiere… quiere… quiere… quiere rating, eso es lo que quiere y a ese coche se han subido no sólo los medios de Miami sino también ilustres desconocidos como Willi Chirinos y artistas desfazados como María Conchita Alonso y la otrora lumiaria artística Olga Guillot, ahora voces autorizadas de la libertad, apartando a Chirirnos, quien para mi es una ilustre luminaria de cruceros, me pregunto donde estuvieron María Conchita Alonso y Olga Guillot antes? ellas tienen la respuesta.

Lo cierto es que la tan mentada tragedia no es tal y que el oportunismo de unos cuantos a hecho que Castro se mantenga en el poder, esto Señores ha beneficiado a muchos aquí, son 50 años de lo mismo, 50 años de estrategias erradas, años de presupuestos gubernamentales de USA (alrededor de 300 millones anuales) despilfarrados en nombre de la libertad de Cuba y Cuba sigue igual, 50 años de la misma cantaleta como para venir ahora a soportar a otro medio de comunicación más con más de lo mismo, tienen mercado para eso sigan así, en lo que a mi respecta regresaré a la FM a escuchar música hasta las 3:00pm hora en que cambiare a la 10.20 para escuchar al único sobreviviente de la objetividad y el profesionalismo periodístico de esta ciudad, Elí Bravo.

Felizmente esto sucede sólo aquí en Miami, en otros lados nadie siquiera se inmuta con esto y la noticia se mantiene como debe ser, Juanes, Miguel Bosé y Olga Tañon darán un megaconcierto gratuito por la Paz en La Habana.

Anuncios