Indignante tergiversación Fujimorista


Luego de escuchar una sentencia realizada casi a la perfección, donde no se perdió ningún detalle incriminatorio no cabe duda que el estado de derecho está logrando imponerse dentro de la sociedad peruana que ha venido madurando desde hace ya algunos años y que espera consolidarse para poder emprender el rumbo hacia el primer mundo.

Sin embargo resulta indignante escuchar a los fujimoristas encabezados por Keiko Fujimori, hija del actual sentenciado, quien además con total descaro trata de ganar réditos para una futura elección electoral a costas de su encarcelado padre, resulta indignante escucharles decir con toda la ira del mundo y con una tremenda irresponsabilidad que van a tomar las calles para luchar por la libertad de su líder, demostrando de esta manera su total falta de respeto a las instituciones del estado y a su independencia y veracidad.

Señores, el Perú ha cambiado, ya no es el mismo de los años 90’s donde con total impunidad desfilaban los más increíbles casos y donde más valía la adhesión política al gobierno de turno, ese Perú donde un Poder Judicial totalmente manejado y manipulado por el gobierno Fujimorista sentenciaba sin pruebas o con pruebas inventadas, un Poder Judicial que, con tal de ganar votos para su partido, le otorgaba amparos a transportistas ilegales (piratas popularmente llamados) logrando el caos vehicular, un Poder Judicial con una fiscalía que encontraba pruebas para cualquier oponente o se las fabricaba en la ya célebre “fábrica” (SIN).

Un Poder Judicial plagado por jueces corruptos que desfilaban por la oficina de montesinos para recibir su “sobre de dinero” y para recibir las órdenes dse como actuar. Esto Señres no debe volver a suceder nunca más en nuestro País, no dejemos avanzar a aquellos que no les gusta vivir dentro de un estado de derecho y no dejemos que regrese nunca más la impunidad a nuestro querido Perú.

La memoria es frágil y de eso adolecemos mucho los peruanos pero felizmente hoy tenemos la tecnología para poder refrescar nuestra memoria y recordar que para que el Perú camine hacie el desarrollo debemos mantener nuestras instituciones independientes y fuera de cualquier presión política y que debemos respetar sus decisiones le pese a quien le pese.

Anuncios